Portada del libro "Figuraciones en proceso"  

 

Presentación

Vera Weiler

 

Figuraciones en proceso es un homenaje a Norbert Elias (1897, Breslau - 1990, Amsterdam).

En una acepción decididamente dinámica, las nociones de figuraciones y procesos son claves de la sociología histórica desarrollada por Norbert Elias. En ella, figuración viene a ser el concepto estructural más general que expresa básicamente la idea de que los seres humanos siempre dependen unos de otros y cumplen, unos para otros, unas funciones. Este hecho se considera fundamental para el estudio adecuado de todos los asuntos propiamente humanos. Si constituyera ya un lugar común en los estudios sociales, la sociología eliasiana se llamaría simplemente procesal o de desarrollo. Esto significa que los fenómenos sociales se estudian en su trayectoria. Esta idea conduce al reconocimiento del potencial explicativo que posee una perspectiva de largo plazo. Las situaciones momentáneas no ofrecen en sí mismas elementos suficientes de explicación. Estos, en cambio, aumentan considerablemente cuando se pasa a su estudio procesal. Por esa vía es posible superar las limitaciones de principios cognitivos implícitamente estáticos que ignoran que las cosas como son, son el resultado (transitorio) del proceso de su génesis, ellas mismas son proceso. El estudio de los asuntos humanos en términos de Figuraciones en proceso se convierte así en un principio de realismo cognitivo. Si se acepta la clasificación general que Ernest Gellner estableció de las opciones del presente en materia de fe, los estudios figuracionales de los procesos sociales se ubican en el campo del Fundamentalismo racionalista, es decir, a una distancia inequívoca del fundamentalismo religioso y, naturalmente, del relativismo.

El presente libro —y el simposio con relación al cual surgió— originalmente estuvo pensado para la conmemoración del centenario del nacimiento de Elias. Pero dado el propósito que ambos persiguen, a la postre no resulta muy importante que nos hayamos demorado un año más. Figuraciones en proceso está concebido como contribución a la divulgación de la obra y del estilo cognitivo de Norbert Elias, en primer lugar en Colombia. Quizás sea también de interés para el ámbito latinoamericano más amplio.

Después de que se hubiera consolidado el reconocimiento de Elias en Europa y, con algún retraso, en Norteamérica, comenzaron a conocerse las traducciones castellanas de los libros de Elias. Pero en general ellos permanecen más o menos desconocidos entre nosotros. Mientras tanto se ha consolidado una escuela internacional de inspiración eliasiana.

Esta situación encierra unas posibilidades del tipo que en la historia se ofrecen, a veces, cuando se llega más tarde que otros. Los trabajos que van más allá de Elias podrían estimular, por ejemplo, una modalidad de apropiación intelectual de la misma obra de Elias distinta a aquella que en ocasiones tiende a asfixiar los aportes de pensadores importantes en procesos de juiciosa exégesis de múltiples peldaños. Los debates ya realizados en relación con la teoría de Elias y una serie de investigaciones inspiradas en ella pueden estimular un acercamiento activo y dinámico.

La situación en que se enmarca nuestro esfuerzo ofrece otra ventaja local. El tono de los debates relacionados con la teoría de Elias, en general, es menos áspero hoy que hace apenas algunos años y no hay razón para una reproducción local de las fases iniciales. Los límites entre los partidarios y aquellos críticos que comparten con éstos ciertas premisas de cognición se han tornado más fluidos en algunos aspectos. El cambio de ambiente y sus beneficios se advierten de modo ejemplar en la más reciente de las introducciones a la obra de Norbert Elias. Su autor, el sociólogo australiano Robert van Krieken, invita a ir al encuentro con la crítica a partir de una actitud más generosa. No hay duda; tal actitud se revierte en un diálogo fecundo. En Figuraciones en proceso se presentan algunas de las líneas de un posible intercambio a través del artículo sobre críticas y perspectivas surgidas en los debates en torno a la teoría de la civilización del sociólogo holandés Johan Goudsblom. Esta es también la oportunidad para presentarlo en Colombia como figura pionera de la sociología eliasiana en Holanda y de la correspondiente comunidad internacional. Al igual que los demás autores reunidos en esta compilación, Johan Goudsblom ha contribuido con sus propias investigaciones al desarrollo de la sociología histórica más allá de Elias. Aquí, su presentación persigue el propósito ya enunciado de establecer un puente vivo y creativo con el pensamiento de Elias.

Aunque creo que el lector puede acceder a los trabajos aquí reunidos directamente —dado que ellos hablan por sí mismos con suficiente claridad—, un breve comentario sobre la elección temática tal vez sea pertinente.

Llamará la atención una cierta concentración en problemas relacionados con el tema de la violencia. Ella se debe, en parte, al hecho de que se trata de una de las preocupaciones centrales de la teoría de la civilización de Elias. Si bien ella fue formulada con base en procesos europeos, es también una teoría que se presume comprehensiva y abierta. Cabe entonces esperar de las ideas de Elias no sólo orientaciones para el estudio de los procesos fuera del área inicialmente enfocada, sino que éstas, a su turno, pueden y deben contribuir a su desarrollo. Es posible que esto último exija, de alguna manera, la superación de estrecheces terminológicas y conceptuales de la formulación original de la teoría. Hemos incluido el artículo del sociólogo holandés Fred Spier sobre la emergente sociología de los regímenes para ilustrar esa posibilidad y para mostrar una dirección de tales búsquedas.

La teoría de la civilización trata de identificar y de explicar los cambios en los hábitos de los seres humanos en el tiempo. El estudio del desarrollo del control de las emociones se ha convertido en uno de sus ejes principales. El trabajo del sociólogo holandés Cas Wouters presenta algunos avances que al respecto se han producido en tiempos recientes. Es un terreno en que se ha llevado la teoría eliasiana a los procesos del siglo XX. Esto, a su vez, ha conducido al desarrollo de la teoría. La noción que tenía Elias de las formas históricas del control de las emociones, en particular del autocontrol, se ha enriquecido por una comprensión más diferenciada de la cambiante estructura del aparato psíquico de los seres humanos. El estudio sobre el desarrollo histórico de las formas y condiciones de la negociación presentado por Willem Mastenbroek, que también viene de Holanda, está muy relacionado con la problemática del control de las emociones. Al mismo tiempo sirve de ejemplo de la relevancia práctica del conocimiento de dicho terreno.

A las razones ya expuestas sobre la fuerte presencia del tema de la violencia en esta compilación, se agrega el supuesto de que en Colombia podría darse una recontextualización del pensamiento eliasiano mediante su aplicación al tema que ha representado la mayor preocupación del país y de sus científicos sociales hace ya un buen tiempo. En efecto, Colombia se ha visto atrapada en una espiral de violencia. De ello es expresión la incidencia de formaciones militares de carácter privado amén del hecho de que un número considerable de personas porta armas y las emplea fuera de las organizaciones militares propiamente dichas. Grandes esfuerzos académicos se han dedicado al intento de describir y comprender estos fenómenos. Parece conveniente que tales esfuerzos se vean fortalecidos en el encuentro con las experiencias de análisis de la escuela eliasiana. Podría verse enriquecido, por ejemplo, el debate sobre estrategias de investigación. Si se lograra una mayor atención para el largo plazo y una radical ampliación del horizonte comparativo, se habría dado un paso importante.

El cuerpo principal del libro lo constituyen textos que sirven de referencia a las conferencias centrales del simposio Norbert Elias y las ciencias sociales hacia finales del siglo XX (Bucaramanga 24-26 de junio de 1998), organizado por la Universidad Industrial de Santander y la Universidad Nacional de Colombia. De manera estimulante los autores han apoyado el proyecto de publicación, facilitando los textos con antelación a la realización del evento. Además han autorizando su publicación en la presente edición sin cobro de honorarios. El artículo de Norbert Elias se pudo incluir gracias a la generosa aprobación en iguales condiciones por parte de la Fundación Norbert Elias (Amsterdam) y de la agencia Liepman AG Zurich que a su nombre administra los derechos sobre los trabajos de Elias. Fue decisivo para la materialización del proyecto de publicación en la forma presente y en plazos apremiantes el apoyo de la Fundación Social. Nuestra gratitud se extiende a los traductores y al editor que con jornadas especialmente intensas han hecho posible la materialización gráfica del proyecto.

 

Santafé de Bogotá, junio de 1998

 

Regresar a la página inicial